martes, 10 de mayo de 2011

Imagenes sobre la pobreza en honduras




El hambre golpea sin piedad a las familias que habitan en el llamado corredor seco, ubicado en la zona sur
de Honduras.

Una evaluación sobre la situación alimentaria y nutricional en 45 municipios de los departamentos de Valle, Choluteca, el sur del departamento de El Paraíso, La Paz y Francisco Morazán establece que la desnutrición crónica en las familias es de un 32 por ciento.

El resultado de la muestra rebasa el promedio nacional que se estima en 25 por ciento. El estudio incluyó una muestra de 600 hogares, con un promedio de seis miembros por núcleo familiar, el cual revela que la desnutrición aguda afecta al 1.7 por ciento de los niños menores de cinco años.

Los datos fueron obtenidos a través del plan de evaluación de la seguridad alimentaria en la zona sur de Honduras, estudio que fue realizado entre el gobierno y varias organizaciones vinculadas al tema alimentario. El objetivo es definir el "Plan estratégico para contrarrestarla hambruna en el país".

El informe establece, además, que en la zona sur y regiones de similares en cuanto a condiciones agroecológicas, la pobreza y el hambre constituyen un problema estructural y no coyuntural.

De acuerdo a María Antonieta Guillén, ministra de la presidencia, ante esta situación no se puede perder tiempo, se debe actuar.

"Tenemos que trabajar dentro de los próximos 60 o 90 días porque debemos ir buscando alternativas, ya no podemos seguir planificando, debemos actuar", dijo Guillén.

El representante del Programa Mundial de Alimentos, Miguel Barreto, manifestó que el costo para contrarrestar el hambre en el país es significativo.

Se estima que cada año el país invierte 13 mil millones de lempiras en la atención de los problemas que se generan por causa de la carencia de alimentos.

Los que más sufren ante la escasez de los alimentos son los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada